Accueil

 

Yo creía haber encontrado algo

MELMAN Charles
Date publication : 08/01/2021
Dossier : Traduction éditoriaux
Sous dossier : En espagnol

 

Yo creía haber encontrado algo

 

 

¿Cómo vivir después de la liquidación de la transferencia, es decir, en la regla moral explícita que, automáticamente venida del Otro, toma de la mano al locutor?

En realidad, resulta posible que esta presunta liquidación fuese sobre todo liquidación de los afectos, amor y odio producidos por la pasión, los cuales a partir de ahí se vuelcan hacia los miembros del entorno, y que la preservación exitosa de la instancia Una provocadora solamente le confiere otra cara: aquella del canalla.

Entre nosotros, ¿no dependería de esta categoría aquel que vela, en primer lugar, por perennizar su propia existencia a costa de la extorción y de la acumulación de los bienes más queridos de sus criaturas, y así les da como lección comportarse según su ejemplo frente al vecino, convirtiéndose incluso el sexo en el objeto de una guerra de apropiación? 

Puede parecer cómico que el naufragio de la figura paterna en la cultura, hoy en día otorgue precisamente a la figura de la autoridad los rasgos del perfecto canalla, identificado perfectamente por las masas y como tal llevado al poder. Trump, cuyos efectos deletéreos en el comportamiento cívico están lejos de haber terminado, hubiese sido mejor elegido que la primera vez sin la epidemia. Putin obtuvo el plebiscito de su pueblo. En China, sólo aquellos que tienen vocación para el martirio dudan de la moralidad de Xijingpin. En resumen, la autoridad era guardiana de la ley, hoy en día es promoción de lo que antes se denominaba delincuencia. Donde nosotros [en Francia], incluso los jueces forman parte de este ambiente. 

Es ahí que creí haber encontrado algo, pero sería demasiado extenso, les hablaré sobre eso luego.

Feliz año, por supuesto.

Charles Melman
5 de enero de 2021



Traducción al español: Iris Sánchez 

 

––––––––––––––––––––––––––––

¹El calificativo especificado que escapa a toda ley moral.

Espace personnel