Accueil

 

Regreso de Rusia

MELMAN Charles
Date publication : 22/08/2019

 

Regreso de Rusia

No se trata aquí, como en su época lo hizo Gide para el régimen soviético, de denunciar el retorno del zarismo con Putin, sino de relatar una modesta experiencia privada, vivida en el transcurso de este viaje. La obligación para mi mujer y para mí fue compartir nuestra mesa con una simpática y honesta familia meridional en la que la pareja, con sus dos hijas adolescentes, festejaba sus cincuenta años. La conversación amable y animada embarcaba alegremente a mi mujer, de la generación de ellos, mientras que al parecer mi deber era contemplar mi plato y cerrar la boca. Los intentos de deslizar algunas observaciones sentenciosas para señalar que yo estaba ahí, no hacían gracia o molestaban, de modo que mi principal compañía eran unas albóndigas y algo de borsch, y encima no muy buenos. Forzado a estar mudo como una tumba, de lo contrario me rellenaban.

De ahí yo podía meditar tranquilamente sobre la suerte que hoy en día se le reservaba al saber y a la autoridad que mi edad representaba, que yo lo quiera o no. El prosaísmo de la conversación, la focalización en el presente, la espontaneidad del intercambio, hacían de postre. Fui entonces privado de ello. Ya no sé muy bien lo que esta anécdota de viaje me recuerda… Pero afortunadamente los psicoanalistas no son así, al menos eso creo, porque para Freud, es cierto, las viennoiseries eran más bien amargas. Dicho esto, y si ustedes quieren darme crédito, les señalo que San Petersburgo se ha vuelto, gracias al dinero de Putin precisamente, la ciudad más bella del mundo, seguramente, ¡y no podría menos que recomendarles que vayan en las condiciones que juzguen buenas!

Charles Melman

16 de agosto de 2019   

   

Traducción al español: Iris Sánchez

Espace personnel