Accueil

 

La cabeza en las nubes

MELMAN Charles
Date publication : 13/07/2017
Dossier : Traduction éditoriaux

 

Es lógico que el poner a disposición la totalidad de los saberes del portador de un simple smartphone modifica su relación con la instancia causa de la transferencia. Helo ahí en el bolsillo, disponible en todo momento, sujeto a prestación personal a voluntad, como si el maestro de antaño fuera ahora un servidor sin descanso.Así se tiene una idea de la incomprensión del alumno a quien se le reprocha el copiar-pegar, lo cual depende sin embargo del servicio legítimo que él podría esperar, como el té servido a las 5.Aparecen al menos dos consecuencias. La primera es que el saber adquiere así la calidad de ser extraño y ya no Otro. La segunda es que su apropiación conllevaría el riesgo de una desubjetivación en la relación con el padre.En fin, es un más, ¿si no la dimensión Otra todavía subsistiría con hacer presentes en el ambiente elementos positivos propios para suscitar y satisfacer el deseo?Se objetará que jugamos con una confusión entre saber (inconsciente) y conocimientos (adquiridos). Pero, de hecho, no hay apetito por los conocimientos si no hay transferencia para el saber. Y la actualidad tecnológica, al laicizarlo, lo priva de toda finalidad para sólo ver en él un medio.¿Cómo nos las arreglamos con eso?

Charles Melman

22 de junio de 2017

Traducción al español: Iris Sánchez

Espace personnel