Accueil

 

Psicopolítica

MELMAN Charles
Date publication : 25/04/2017
Dossier : Traduction éditoriaux

 

Este nombre circuló en mayo del 68. Por supuesto se trataba, como siempre ha sido el caso desde el nacimiento del psicoanálisis, de intentar hacer de éste el inspirador de un régimen político. El resultado, al parecer, no ha llegado. Aunque sólo fuese en vista de la incapacidad de la disciplina para regular ya la vida de las modestas sociedades de analistas, expuestas a las mismas infamias, empeoradas, de la sociedad civil. Existe así la patología de la relación social, la cual interroga sobre la naturaleza del goce que se nos frustra. No es un secreto decir que Lacan (y Sylvia) votaban, en cambio, por un diputado del VIImo. distrito municipal de París, un denominado Frédéric-Dupont quien bajo la etiqueta de “independiente”, proseguía una sólida y combativa tradición de derecha, iniciada con Vichy, además. Sobre Mitterrand, a quien él conocía, llegó a confiarme que no se podía contar con él, mi decisión, lo cual no se ha desmentido. Supongamos que el gesto de Lacan estaba ordenado por la idea de que la vida de un grupo está regida por su referencia a la instancia fálica y que, frente a ésta, la derecha generalmente tiene una posición más liberal que la izquierda que, en lugar de encomendarse a ella, tiene como programa controlar y estatizar, sin resultado concluyente.En lo que tiene que ver con la Escuela Freudiana ya he dicho que él dejaba al Directorio enfrentarse con una autoridad cuyo lugar estaba vacío, con la reserva de que sus miembros deleguen ahí a Lacan si querían pensar con una posible coherencia. El famoso “1 en más” que él asociaba a todo cartel, sin duda tenía como función hacer presente el 1 en el Otro necesario para la simbolización de un real; en otras palabras, para pensar colectivamente. Pero estas consideraciones parecerán anticuadas puesto que, hoy en día, el joven candidato de la izquierda triunfante se reivindica del liberalismo, valía la pena agarrarse de los pelos. Es posible que él se halle un amigo para sufrir por el hecho que yo diera aquí consignas de voto, aunque, y estaremos de acuerdo con eso, sin que ellas puedan parecer evidentes. Pero me gustaría que me concedan que estas pocas reflexiones a la ligera merecen las influencias más bien sorprendentes que van, con toda libertad y virginidad por supuesto, a determinar los votos de cada uno. Ch. MelmanTraducción al español: Iris Sánchez

Espace personnel

POST- TESTTEST