connexion

Accueil

Association lacanienne internationale

 

Visto en la tele

MELMAN Charles
Date publication : 05/02/2018

La casualidad de un zapping me hizo descubrirlo en la emisión de político-variedades, puesto que ahora hacen falta los abre-bocas para hacer pasar la política. Luego se asombrarán que sea la jeta del bufón -ésta la de Beppe Grillo en Italia- la que, efecto de proximidad, pueda ser elegida.

Sea lo que fuere, él está ahí, ojo de yema y barba gris de tres días, para vender la cadena de tele que ha creado en el Web y en la que “él tendrá todo, oficio y cocina inclusive” a fin de hacer pasar a Mélanchon.

La pantalla lo califica de “psicoanalista” aunque nunca nadie haya encontrado una palabra de psicoanalista en la boca de ese imprecador, redondeada en torno a un cañón de Kalachnikov, pero eso debe parecer chic o inspirado.

Hace algunas décadas, él vino a verme para informarme sobre su candidatura para la Escuela Freudiana de París. Su analista -Conté- y su controlador -Faladé- le eran favorables. (Pero más tarde con la prueba de su error, Conté creyó tener que retirarse del mundo). Durante más de una hora traté de explicar al candidato que se equivocaba sobre sus talentos, hechos para la escena.

En la reunión del Directorio que tuvo que decidir sobre eso, yo me lanzaba sin esperanza en defensa del honor de la profesión, acorralando a Lacan en su estrangulación por los lazos familiares y a mis colegas por su preocupación de tomar aire, aunque fuera maloliente, condenándome también a la venganza ya recocida del hermano mayor. Yo me decía insólitamente que había que hacerlo, presuntuoso.

El recuerdo me divertiría si el espectáculo de ese polichinela envejecido no me entristeciera en el fondo.

¿De qué software será él víctima para verborrear así, al excusar por ejemplo los asesinatos de Castro con aquellos de su predecesor? ¿Será eso progreso social?

En realidad, conozco su engrama. Si ese rabioso es malo, es porque la historia ha sido mala para su familia. Él destituye sin miramientos como han destituido a los suyos. Y esa herencia es la peor que puedan dejar los criminales.

Charles Melman
31-01-2018

Traducción al español: Iris Sánchez

Espace personnel