Accueil

Association lacanienne internationale

 

La ciencia contra el puerco

MELMAN Charles
Date publication : 06/11/2017
Dossier : Traduction éditoriaux

 

El progreso desde la caza del Snark es que hoy en día el animal ha sido claramente identificado, y a pesar de la malignidad de las apariencias o modales que él pueda tomar, es el sexo por supuesto. Su último avatar -el puerco- no debe engañarnos. Es al prototipo que la nueva montería quiere hacer garganta, y los primeros chillidos anuncian la desaparición por venir de la especie.

Es lindo que al fin haya sido identificada la causa del malestar general: social, mental, sentimental, físico, conyugal, familiar, parental, etc., en resumen, todo lo que cuenta es perturbado por el animal. Y en primer lugar él mismo, que se ruboriza por tener que revolcarse en el fango.

El bello libro de C. Millet Aimer Lawrence (Amar a Lawrence) nos recuerda cómo Lord Chatterley confiaba a su jardinero el cuidado de su mujer. La ciencia va a generalizarlo mejorando su bienestar.

Y en primer lugar si la naturaleza no le ha dado uno, al menos que sea evidente, ¿con qué motivo la cultura la obligaría a soportar, aunque fuera rústico, la penetración? Para la maternidad, las incubadoras están casi listas y para criar a los querubines, las pantallas van a estar mejor programadas.

Más tarde, se divertirán contando las historias de aquellos que, por orgullo, creían deber  abrir sus braguetas e imponer sus malos modales, cuando ahora el calzón plastificado hecho en 3D es unisex y la igualdad al fin realizada gracias a la ciencia.

Charles Melman

1ro. de noviembre de 2017

Espace personnel